Creo que he dejado definitivamente mi otro blog. Era un blog dedicado a una lucha que se estaba llevando a cabo en mi cabeza entre dos personas y de la que parece que salió victoriosa la que siempre gana. Quiero mucho a Andrea, pero algo me dice que no la querré tanto como quiero a Raquel, quizás sea algo carnal o motivado por el morbo, pero supongo que a mi me mueven esas cosas.

Andrea es una chica fantástica y saldría con ella sin pensármelo demasiado pero hay algo que me dice que no nos gustaría, yo veo las cosas de forma muy distinta a ella y eso no sé si llegaría a ser un problema, quizás sería algo que nos uniría mucho más que lo que a ambos nos gusta, pero no quiero utilizarla como conejillo de indias, no se lo merece. Ella siempre estará ahí cuando esté mal y cuado necesite alguien a mi lado, pero no sé porque tengo la impresión de que teniendo al lado a Raquel todo sería más excitante, más…impulsivo… quizás me equivoque…

Sé que a lo mejor por abarcar mucho voy a quedarme sin nada, pero es que cuando las miro siento lo mismo dentro de mi y no sé si estoy confundiendo las cosas o que se puede querer a más de una persona a la vez, en cualquier caso sería injusto.

Supongo que la guerra se sigue llevando a cabo en mi interior y lo que más temo es que, como en toda guerra, no haya vencedores ni vencidos y no quede nada.