El sector de las energías renovables crece de forma imparable. Esto ha convertido a España en el 2º mayor productor de energía eólica del mundo, con unas instalaciones que alcanzan los 9000 MW de potencia, sólo superados por los 16000 MW instalados en Alemania, y por delante de los 6500 MW que se producen en Estados Unidos.

Este dato es importante si comparamos la diferencia de territorio de los países de la lista, que exceptuando a Dinamarca son bastante grandes y por tanto pueden tener más zonas de fuertes vientos y por tanto, más propicias para la instalación de estas estaciones energéticas.

A pesar de su poco conocimiento y menos prensa, es la energía más sostenible que hemos conseguido desarrollar, ya que no requiere de grandes extensiones, los materiales con las que están fabricadas son fácilmente obtenibles y no dependen de la obtención de otras materias primas. Lo único que hace que no se pueda usar como una fuente estable de recursos energéticos es su dependencia del clima.

En España alrededor del 25% de la demanda se cubre con energía producida mediante este método, que por otra parte no tiene nada de complicado. La fuerza motriz del aire hace moverse unas turbinas que generan electricidad que es almacenada en un condensador, nada más.

El otro dato que puede mermar su viabilidad es que los picos de producción de energía eólica son inversos a los picos de demanda, por lo que si esta energía creciera demandaría la construcción de centrales eléctricas que “guarden” toda esta energía para momentos de mayor consumo.

Enlaces y fuentes:

 

Technorati Tags: | |

Anuncios