Tenía la fecha de ayer marcada en rojo en el calendario y no porque sea catalán, si no porque sabía que ayer se iba a demostrar una de las cosas que llevo pensado bastante tiempo sobre la perdida de todo interés político por parte de la gente. El referéndum se llevó de forma más o menos tranquila y sin incidentes, para desgracia de algunos que vaticinaban el desmembramiento de España y su destrucción total, de la que nos hemos 'salvao'.


(Datos obtenidos de la página de la Generalitat de Cataluña)

Estos resultados han originado diversas reacciones y de lo más curiosas porque tanto una parte como la contraria se empeñan en falsear los datos. Mientras que desde el gobierno el Señor Zapatero dice que: "amplísimamente mayoritario" del pueblo catalán a la reforma del estatuto de autonomía y la normalidad del proceso en el que "los catalanes han hablado claro", el Señor Rajoy dice: "dos de cada tres ciudadanos no han respaldado el estatuto de Zapatero".

No hace falta ser una gran estadístico para darse cuenta de que ambos mienten, o dicen la verdad a medias o una verdad no muy correcta, según las simpatías de cada uno y los intereses de cada cual. Como dijo Jack el Destripador, "vayamos por partes".

Analicemos pues las afirmaciones de Zapatero. La verdad es que la gente que se decició a votar a respaldado mayoritariamente la reforma estatutaria pero si contamos a las personas que ese día tenían algo mejor que hacer (como dormir) obtenemos que si tenemos en cuenta todo el censo (5.202.291 ciudadanos catalanes) sólo el 36% respaldó el texto mientras que el restante optó por el no o por quedarse en casa, por tanto no es un amplio respaldo tan "claro".

Si analizamos al señor Rajoy podríamos pensar que tiene razón ya que si el 36% apoyó la reforma podríamos pensar que 64% de la población no lo apoyó, pero en estos casos, a pesar de haber solo dos posibles respuestas, creo que la ciudadanía ha escrito una nueva dados los altos índices de absentismo, "no nos importa un cojón vuestro statut".

Technorati Tags: | | |