Todo sigue igual entre las personas que quiero y eso me reconforta. Ayer después de mucho tiempo quedamos “todos” y me encantó porque quedamos para hablar y en plan ‘tranki’, como hace años y eso en verdad es lo que me une a las personas. Podrás estar saliendo de copas toda una vida con personas y no conocerlas, pero cuando hablas con alguien de sus preocupaciones y de sus ilusiones es cuando realmente sientes que conoces a alguien y que a pesar de que nos os veáis todo lo que desearíais sabes que en el momento del reencuentro no faltarán las palabras.

Supongo que tampoco estamos en el momento de más unión si miramos hacia atrás pero, no todo está perdido como yo pensé hace algún tiempo y eso me hace seguir para adelante porque me hace sentir que estoy menos solo y me ayuda a salir un poco del bache. Días como éstos me hacen volver a sentirme persona porque no sé si estaré en lo cierto pero, la única forma de sentirse así es saber que tienes personas alrededor que llegado el momento de apoyarán de una u otra forma.

Ayer fue un día raro, me sentí a la vez lejos de personas con las que debería sentirme más cercano y cerca de personas que pensaba estar más lejano. Los vómitos me impidieron ver a Andrea pero creo que todavía hay algo porque hoy tuvimos nuestro particular y ya habitual episodio de discusión estúpida. Supongo que cada persona tiene su forma de expresar el cariño, unos de forma más extraña que otros.

“Ahora es el momento de volver a empezar”. El año que viene será algo totalmente nuevo, un giro brusco, todavía no sé como resultará pero no quiero pasarlo igual que este. A veces es doloroso romper con el pasado pero, a veces es necesario.

Technorati Tags: |