Hoy me miro al espejo y no veo a la misma persona que vi hace algún tiempo. Al margen de los cambios físicos no observo a la misma persona que fui algún día.

Dicen que las personas marcamos un camino por el que andamos durante nuestra vida. Yo en un momento concreto decidí salirme de él y comenzar a construir uno nuevo. Para construirlo tuve que andar varias veces por el mismo sitio y asentar el nuevo terreno. No sé si escogí un mejor camino, el camino bueno; todavía no controlo los conceptos de bueno y malo, se me hacen demasiado ambiguos. Lo que ahora me pregunto es si hubiera sido más feliz siguiendo el camino que ya tenía marcado. No me cabe la menor duda de que hubiera sido completamente diferente y puede que no hubiera conocido a las mismas personas , pero no puedo evitar preguntármelo.

Cuando veo o hablo con antiguos “amigos” no puedo evitar preguntarme cómo hubiera sido yo. Es como la eterna pregunta, “¿cómo sería mi vida sin mí?”. Ambas no tienen contestación. ¿Existe realmente el efecto mariposa?¿Cuando tomamos una decisión y elegimos un de varias opciones influimos no sólo a la gente que nos rodea, si no que también a gente que ni siquiera sabemos de su existencia? ¿Cuando elegimos una opción creamos varias realidades paralelas en las que elegimos las otras opciones? ¿Qué yo escriba esto y alguien lo lea cambiará algo? (Momentos de paranoia mental patrocinados por el canal sci-fi y corte ingles, que está de rebajas).

No sé si todo estará escrito y tampoco quiero creerlo. Pensar que tengo la capacidad de trazar mi propio camino es lo único que me motiva hoy día.

Technorati tags: Personal | Cambios | Paranoia | Efecto mariposa | Madurez