Porque cinco minutos contigo en el infierno valen más que veinte años en el paraíso con otra persona.

Porque a cada palabra me haces más tuyo.

Porque todavía sueño contigo

Porque no sé fingir que te ignoro y que ya no significas nada para mi.

Por que fiesta todo para mí y ahora sigues dentro de mí, aunque de otra forma.

Porque renegar de ti es renegar de mí.

Porque todavía recuerdo cuando me abrazaste y me embarga el mismo sentimiento de felicidad.

Porque yo también hice cosas que no debería y dije cosas que no tuve que decir.

Porque no quiero perder tu amistad, me niego.