Como en toda transición, llega un momento para el silencio y el análisis, el reencuentro con los olvidados, la aceptación de los fallos pasados y la ilusión que propina la construcción de algo nuevo. Algo que promete ser más sólido y que sienta sus cimientos sobre un endurecimiento de la moral y en la reafirmación del Yo frente al nosotros.

Puede sonar egoísta pero, las personas a las que quiero son tan parte de mí como yo mismo y eso es lo que quiero reafirmar antes de empezar a construir, reafirmar los lazos que me unían a las personas y fortalecer mi Yo y eso no se hace escribiendo en un blog, se hace hablando a la cara y mostrando lo que se siente.

Technorati technorati tags: | | |